lunes, 24 de octubre de 2011

Los que fueron becarios podrán recuperar hasta un máximo de 2 años, sin importar su edad, abonando 150 euros por mes rescatado

Aquellos que un día fueron becarios retribuidos sin recibir protección social y deseen recuperar hasta un máximo de 2 años, podrán realizarlo abonando 150 euros por mes rescatado y en este caso, no cabrá reclamar cantidad alguna a la empresa.

Cada cotizante que desee recuperar el periodo de tiempo que fue contratado como becario, hasta un máximo de 2 años y sin importar su edad, deberá suscribir un Convenio Especial con la Seguridad Social - entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre de 2012 - y abonar 150 euros por mes rescatado. Los pagos podrán realizarse a partir del próximo enero y se pueden afrontar durante el doble de tiempo que se pretenda rescatar.

Para acreditar el periodo que aspira a ser cotizado del que fuera becario, la Seguridad Social exige un documento firmado por la empresa u organismo que en su momento empleó al becario, que informe de que éste realizó allí prácticas remuneradas.

Si la empresa ya no existe o se niega a facilitar el documento acreditativo, la Seguridad Social recomienda dirigirse a sus oficinas para que sea la inspección la que rastree el caso. El procedimiento se antoja complejo por lo que se estima que la Seguridad Social pueda ser flexible en el reconocimiento de prácticas antiguas.

Las empresas e instituciones que contraten becarios deberán cotizar por ellos 40,56 euros al mes durante el 2011 y desde el 1 de noviembre

La empresas, organismos e instituciones que contraten becarios a cambio de una remuneración, independientemente de la cuantía económica que perciban, deberán abonar 40,56 euros al mes durante el 2011 por ellos a partir del próximo 1 de noviembre. De estos 40,56 euros, el empleador abonará 34,51 euros y los 6,05 restantes, correrán por cuenta del becario.

Con esta cotización al régimen de la Seguridad Social el becario tendrá la misma protección que el resto de trabajadores (aportación a la pensión, enfermedades comunes y profesionales, accidentes, …) pero no al desempleo.

La Seguridad Social creará una cuenta especial de cotización donde encuadrar al nuevo colectivo de becarios.

Para poder incluir a los becarios en la Seguridad Social es necesario solicitar a través del TA7 la nueva cuenta de cotización.

La obligación de cotizar se produce desde este mismo mes de noviembre y para dar un plazo de adaptación a las empresas, la Seguridad Social permitirá aplazar la cuota de ese mes hasta el 31 de enero de 2012.

viernes, 21 de octubre de 2011

Los Becarios podrán cotizar a la Seguridad Social a partir del 1 de noviembre de 2011.

¡Novedad!! Una sentencia del Tribunal Supremo del pasado 21 de mayo de 2013 declara nulo de pleno derecho el Real Decreto 1707/2011 y regresamos al Real Decreto 1493/2011 donde los becarios cotizan y pueden reclamar su cotización desde noviembre de 2011. El gobierno podría volver a aprobar el R.D. 1707/2011 y regresaríamos de nuevo a la situación anterior.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se regula la inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social de las personas que participan en programas de formación. Quienes lo hubieran hecho con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto podrán suscribir un convenio especial que les permita el cómputo de cotización hasta un máximo de dos años.

El Real Decreto establece que las personas inmersas ahora o con anterioridad en programas de formación vinculados a estudios universitarios o de formación profesional, financiados por organismos públicos o privados, que incluyan prácticas formativas que conlleven una contraprestación económica para los afectados, serán asimilados a trabajadores por cuenta ajena a efectos de su inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social. Los becarios deberán acreditar su condición mediante certificación expedida por los organismos o empresas que los financien.

Las personas que hayan participado en programas de formación antes de la entrada en vigor del Real Decreto podrán suscribir un convenio especial que les permita el cómputo de cotización hasta un máximo de dos años.

Mismas reglas que en los contratos de formación y aprendizaje.

La afiliación se extenderá desde la fecha del inicio al cese de la actividad del participante en el programa de formación. La cotización se realizará aplicando las mismas reglas establecidas para los contratos de formación y aprendizaje, en lo que se refiere a contingencias comunes y profesionales, así como por formación profesional, establecidas en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. No deberán cotizar por contingencia por desempleo ni al Fondo de Garantía Salarial.

A estos efectos, la empresa u organismo que financie el programa de formación tendrá la condición de empresario y asumirá los derechos y obligaciones fijados para éstos en el Régimen General de la Seguridad Social. Los becarios tendrán la misma cobertura que los afiliados a dicho Régimen General, excepto en la protección por desempleo.

Las personas que hubieran participado en programas de formación con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto podrán suscribir un convenio especial, por una única vez, que les permita el cómputo de cotización por los períodos durante los que fueron becarios, tanto en España como en el extranjero, hasta un máximo de dos años. Para acogerse a este convenio especial el interesado deberá acreditar el periodo de duración de los programas de formación en los que hubiera participado. Sólo se tendrán en cuenta, a estos efectos, los dos últimos años.

Base de cotización

La base de cotización por el convenio especial estará constituida por la base mínima de cotización vigente en el Régimen General de la Seguridad Social en el período que corresponda, a la que se aplicará un coeficiente reductor del 0,77 por 100. Podrá solicitarse la suscripción del convenio especial hasta el 31 de diciembre de 2012. En este caso, el importe total de la cotización se podrá abonar en un pago único o de forma fraccionada, en un número de meses igual al doble de los que se formalizan en el convenio.

Los becarios que se encuentren en la situación de tales a la entrada en vigor del Real Decreto se incorporarán al Régimen General a partir de esa fecha, para lo cual los organismos o empresas que financian el programa de formación deberán solicitar su inscripción como empresa y la apertura del código de cuenta de cotización.

El pago de cotización correspondiente al mes de noviembre de 2011 podrá ingresarse, sin recargo e interés de demora, hasta el 31 de enero de 2012.

Entre cien mil y doscientos mil beneficiarios

El Gobierno estima que actualmente puede haber alrededor de treinta mil personas en situación de becarios en el conjunto de universidades, fundaciones y otros organismos que conceden este tipo de ayudas a la formación. Asimismo, se estima entre cien mil y doscientos mil el número de personas que pueden optar a firmar el convenio especial por haber tenido la condición de becarios anteriormente.

Juan Antonio Carrasco se incorpora al equipo de EDEM Escuela de Empresarios

Tras una inmejorable y estupenda etapa profesional de 11 años en Madrid, el pasado 15 de diciembre 2014 regresé a Valencia con un reto ilus...