lunes, 3 de mayo de 2010

Coaching empresarial: el desarrollo del talento de las personas.

Para Robert Dilts "el Coaching es un proceso en el que se ayuda a las personas y a los equipos a rendir al máximo de sus posibilidades. Implica hacer aflorar todo el potencial del individuo, ayudarle a superar sus barreras y limitaciones personales para alcanzar lo mejor de sí mismo y facilitarle el modo de funcionar de la forma más eficaz como miembro de un equipo”.

Según Leonardo Wolk, que hace unos días visitó nuestra sede de ESIC en Pozuelo de Alarcón (Madrid) para impartir una conferencia en la presentación del libro de nuestra editorial “Metaplacement. Conduces o te conducen”: “el Coaching, más que un entrenamiento es entendido como una disciplina, un arte, un procedimiento, una técnica y también, un estilo de liderazgo y management. Personalmente lo entiendo como un proceso de aprendizaje”.


Las consecuencias de la actual crisis económica mundial están impactando en España y todas las previsiones apuntan a que el actual 2010 y el próximo 2011 serán todavía años complejos, son momentos para reflexionar sobre diferentes cuestiones que no nos pueden dejar indiferentes como la necesidad o no del cambio de modelo económico español, las tasas de desempleo, crecimiento económico, etc. En este contexto de crisis, las empresas ven afectados sus volúmenes de ventas que repercute en más incertidumbre y más estrés en los equipos de trabajo. Esta presión que estamos viviendo en las empresas crea más ansiedad en los equipos para conseguir resultados.

El débil crecimiento de la productividad en España desde 1995, en relación con otros países de la OCDE, ha sido uno de los indicadores más preocupantes sobre la solidez de la economía española y sobre las perspectivas de crecimiento de la renta per cápita española a largo plazo. El capital humano es un factor clave en la productividad empresarial y en el crecimiento económico. Por tanto, la gestión del factor humano en las organizaciones, la motivación del personal - en contraposición de su frustración - y el desarrollo del trabajador es clave para conseguir los objetivos empresariales.

La metodología del Coaching nos ofrece grandes beneficios y lejos de ser una moda, en mi opinión, tiene mucho sentido porque cubre un espacio todavía no cubierto por otras profesiones y porque el escenario económico y empresarial descrito requiere de la figura del “líder coach”, es decir, de directivos que mediante habilidades basadas en procesos de Coaching consigan mejorar el rendimiento de las organizaciones basando su liderazgo en el desarrollo del talento de las personas.

Un reciente estudio de la prestigiosa revista Forbes revela que el Coaching es actualmente la segunda profesión con mayor crecimiento y no es de extrañar, si contemplamos datos de otros estudios: incrementa el rendimiento de los directivos en un 88%, formación y Coaching aumenta en un 85% el rendimiento de la formación sola y, según el Center for Creative Leadership, reduce la probabilidad de fracaso de los directivos (el 40% de los directivos fracasan en un periodo de menos de 18 meses, el 50% de los Consejeros Delegados son cesados en menos de 3 años y un 72% de los profesionales abandonan sus empresas en menos de 5 años).

Hoy en día, aquí en España y según la APD, ya 7 de cada 10 directivos demandan formación en herramientas de Coaching. En Reino Unido un estudio realizado por Origin Consulting se encontró que el 55% de las empresas con más de 1000 empleados utilizan o han utilizado el Coaching y desde el área de carreras profesionales en ESIC observo que la tendencia en el ámbito empresarial y profesional sigue aumentando. Todavía el Coaching está sin desarrollar otras importantes facetas en las que se ya puede intuir una próxima expansión, si consigue demostrar sus resultados en la empresa, como por ejemplo el Coaching para equipos (sistémico), en el campo de la formación o a nivel personal (el life Coaching), entre otros. Como último dato, actualmente, en EE.UU se certifican en las principales escuelas una media de 4.000 coaches por año.

Del conocimiento al comportamiento.

Pasar del conocimiento al comportamiento tiene que ver con la rápida expansión del fenómeno del Coaching y es clave para el desarrollo del talento en la empresa. La formación es necesaria para obtener conocimientos y para minimizar los riesgos de nuevas acciones ¿qué mejor que herramientas de Coaching? Tu Coach te entrenará y retará para que salgas de tu zona de confort hacia tu zona de crecimiento personal o profesional, tendiéndote una tela protectora para que camines seguro hacia el éxito.  

Cuando salgamos de la crisis espero que puedan ser muchas las empresas que puedan dotar a sus ejecutivos y directivos de los servicios de un Coach en España. Donde reside la verdadera exigencia y las mayores oportunidades de las herramientas de Coaching en la empresa será en aquellas posiciones que gestionen la cadena de valor de la organización. Así pues, la dirección de equipos se puede beneficiar del estilo de gestión del “líder Coach” para posibilitar el desarrollo de las personas y su talento en las organizaciones, maximizando el rendimiento y la eficiencia empresarial. Aquí las Business Schools tenemos un nuevo nicho de mercado basado en necesidades de formación ejecutiva, donde la exigencia actual es pasar del conocimiento al comportamiento para conseguir generar valor y el éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Juan Antonio Carrasco se incorpora al equipo de EDEM Escuela de Empresarios

Tras una inmejorable y estupenda etapa profesional de 11 años en Madrid, el pasado 15 de diciembre 2014 regresé a Valencia con un reto ilus...